Pages

¿Qué Tal si deja un comentario?

Folklore - Las dos orillas

12 de mayo de 2009


Las dos orillas

Seré reiterativo, si digo de mi admiración por la música litoraleña. Sin embargo, como dice Larralde: redundanciando las vacas, se agrandan las estancias. Es por ello, que estas travesuras me permiten hacer más franca y leal mi posición de no cejar de hacer lo imposible para darle manija a esta música bella, llena de pasión, ternura, coraje, tristeza, alegría y calidad inigualable.
Y las dos orillas del río, me permiten hacer la selección que no debería dejarse de lado cuando hablamos de la música del litoral, pues creo que deberíamos verla como la música de una región musical argentina-paraguaya.
Las dos orillas de un río maravilloso, le permitieron a los hombres radicalizar sus mensajes culturales tal las plantas se aferran a las veras, para lograr el sustento limoso y acuoso del Paraná.
Por ello, esta selección antojadiza y unipersonal, pretende ser el mensaje de muchos que pensamos lo mismo con respecto al río, a la música y a nuestra pasión por la cultura de la Patria Grande.
Espero haber dado en el clavo con el gusto de la mayoría.
Disfrútenla, está hecha con mucho cariño y admiración por las dos orillas.

Aleman56

Desde el corazón del río

Yo parado allí, en medio de tu nervio,
diviso las tristezas y las alegrías en las dos orillas.
Ellos con su arpa, dueña de todas las entidades indias,
aquellos, con su cordeón de las Europas criollamente domada.

Y yo allí, en el medio de la soledad arrullada por tu corriente,
ellos, divisando aquellas guerras crueles que dejaron a las mujeres solas,
y aquellos, que fustigados por el hambre y el dolor de la traición
eran capaces de parar de cuajo la conquista desoladora.

Y yo allí, acompañando el vaivén del lanchón viejo y desgarbado,
mientras una paraguaya mojaba sus manos y sus ropas en las aguas,
y en la otra orilla dos ojos como carbón encendido en la noche,
denunciaban un guará guazú, agazapado alcanzando la picada.

Y yo, con destino vaya a saber adonde, miraba extrañado todo.
Mis ojos no alcanzaban para guardar todo el paisaje que me deslumbraba,
mientras tanto, tierra adentro de las dos orillas
se repetía la historia de soledades, injusticias y de gente olvidada.

Y yo parado allí en mi embelezo por el paisaje, no me di cuenta de nada…

JAG



Lado I

Carlos Olmedo - El petiso maceta

Eduardo Miño – Carancho Pepó

Hermanos Cena – El caté

Paloma Valdez – Escucha Mi chamamé

Tarragó Ros – El tirabuzón

Verón Palacios – Camino a Tucural


Bajar Lado I



Lado II

Prudencio Jiménez – Colorado

Dionisio Ayala – Tu cabeza en mi hombro

Lorenzo Gonzalez – Mi dicha lejana

Los Cumbreños – Así canta mi patria

Nicolas Caballero – Al partir

Trío Cristal - India



Bajar Lado II

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué Tal si deja un comentario?